Una rosa me provoca

Una rosa me provoca

Cuando estoy cerca de ti
mi mente empieza a volar,
cuando me miras
no puedo ni respirar.

Cuando me sonríes
trato de disimular,
mi corazón enloquece
cuando te veo pasar.

Admiro…
la belleza de tu rostro,
la suavidad de tu piel,
tu caminar sensual.

Eres tan perfecta,
tan hermosa,
pero… ¿Cómo amar
a una bella rosa?

José M. Monjo
Publicar un comentario